Al igual que el resto del año, el trimestre dorado de 2020 —tradicionalmente, la temporada de compras más intensas— resultó inédito e imprevisible. Con tanta incertidumbre, los comerciantes de toda Europa instaron a los consumidores a iniciar sus compras navideñas con antelación, lo cual acabó por ser un buen consejo.

El año pasado por estas fechas, los confinamientos en diferentes países provocaron el cierre de muchas tiendas físicas durante el Black Friday y de nuevo en vísperas de Navidad. Fue un duro golpe asestado en una época crucial. Ahora, un año después, las perspectivas para el sector no son menos inciertas.

Parece inevitable que se vayan a producir importantes trastornos en el periodo previo a la Navidad. Recientemente, uno de los principales retailers de moda de Europa advirtió que los problemas en la cadena de abastecimiento están afectando al continente provocando retrasos en las entregas[1]. Los elevados costos del transporte y los problemas de la cadena global de abastecimiento están empezando a suponer todo un reto para los comerciantes europeos de ropa. Del mismo modo, en Estados Unidos los funcionarios de la Casa Blanca advirtieron hace poco de que estos problemas podrían elevar los precios y desabastecer los lineales de las tiendas durante estas fiestas[2].

 

Preparándose para la Navidad

Son muchos los comerciantes que están tomando cartas en el asunto para hacer frente a estos riesgos. John Felton, Vice President of Global Delivery Service en Amazon, ha asegurado a clientes y proveedores que está «preparado» para la temporada navideña a pesar de los problemas en la cadena global de abastecimiento. Según sus propias palabras, Amazon ha «invertido en aviones, barcos, camiones, almacenes y personal para hacer llegar a los clientes lo que deseen, cuando lo deseen y a pesar de las dificultades de la situación actual[3]».

El giro hacia la red y el omnicanal es una de las medidas que mitigó una buena parte de las posibles pérdidas durante las pasadas navidades. El comportamiento de los consumidores cambió a una velocidad nunca antes vista. Este cambio, que probablemente vaya a continuar, también ejerce un impacto directo en los sistemas de reparto.

A medida que los consumidores —sobre todo los que dejan sus compras para la última hora— se enfrenten a tiempos de espera más largos, es posible que regresen cada vez más a las tiendas físicas. Debido a esto y a que las puertas de las tiendas físicas parece que van a permanecer abiertas toda la temporada navideña, los comerciantes deben estar preparados para aprovechar todas las oportunidades que brinda esta época.

 

Merece la pena estar preparado

Ante estas complicaciones, además de los habituales problemas que rodean a la temporada navideña los minoristas deben garantizar que la mercancía de los lineales está segura, protegida y, en última instancia, lista para ser vendida.

Contar con estrategias claras de prevención resultará de la máxima importancia para las tiendas esta Navidad. Son muchas las medidas que pueden disuadir a los delincuentes, y una de las maneras en que los retailers pueden hacer frente a los hurtos es invertir en sistemas de seguridad y tecnología para proteger sus artículos. Gracias a las modernas soluciones, las tiendas pueden seguir promoviendo la libre exposición sin por ello renunciar a proteger la valiosa mercancía que contienen.

Por ejemplo, la gama de soluciones Alpha de Checkpoint Systems permite proteger cualquier artículo, desde ropa y productos de electrónica hasta joyas y licores, sin limitar por ello su atractivo para el cliente ni exigir personal de seguridad adicional. Esto no solo facilita las compras, sino que también permite exponer abiertamente más artículos para captar la atención de los compradores durante el periodo más ajetreado del año. De este modo, los retailers se sienten más tranquilos, ya que pueden proteger su mercancía a la vez que cuentan con un elemento visible de disuasión de demostrada eficacia contra los amigos de lo ajeno.

La Navidad es una temporada clave para los minoristas, aunque les provoca optimismo y nerviosismo a partes iguales. Y las de 2021 no van a ser diferentes. A medida que nos acercamos, las tiendas de todo el mundo se preparan para lo desconocido. Aunque lo que sí está claro es que vale la pena estar preparado.

 

 

[1] https://www.businessoffashion.com/articles/retail/boohoo-hm-warn-supply-chain-issues-are-hitting-european-retail

[2] https://www.independent.co.uk/news/world/americas/christmas-holiday-shopping-supply-chain-b1936801.html

[3] https://marketresearchtelecast.com/amazon-says-holiday-ready-despite-supply-crisis/186637/