Etiqueta UNO

Lo mejor de ambos mundos

El formato de la etiqueta UNO combina todas las ventajas de la protección antihurto y la inteligencia de la RFID. Esta etiqueta constituye una solución para múltiples situaciones gracias a la interfaz de comunicación (RAIN), por ejemplo, para la gestión del inventario, el conteo rápido del stock en la tienda y el pago sin contacto, y todo ello sin renunciar a la protección EAS.

Una solución. Múltiples ventajas.

Para los retailers que ya han invertido en soluciones RFID, UNO combina las ventajas de sus actuales sistemas EAS para la prevención de pérdidas, al mismo tiempo que habilita sus procesos de gestión de inventario RFID, en una sola etiqueta.

Los retailers que ya utilizan sistemas de EAS y que se encuentran en el proceso de adopción de la RFID pueden continuar con sus procesos actuales durante la instalación del hardware sin necesidad de tener un inventario separado (y aumentar) para los diferentes requisitos de etiquetado. Si la implementación de la RFID y la instalación del hardware se prolongan, los artículos etiquetados con UNO seguirán estando protegidos con los sistema EAS de RF tradicional, lo que significa que no es necesario volver a etiquetarlos, de modo que se ahorra tiempo y dinero.

Esta innovadora etiqueta de doble tecnología RF/RFID permite aprovechar todas las ventajas de la RFID sin tener que esperar a terminar la instalación del hardware en todos sus establecimientos.

Mayor disponibilidad en las tiendas, y menos hurtos
Una etiqueta de elevado rendimiento en la gestión precisa del inventario
Le ahorra el tiempo y el dinero de tener que aplicar varias etiquetas
Diferentes usos que satisfacen todas las necesidades de las tiendas

Etiqueta UNO  - Hecha a medida

La UNO EP se puede utilizar de manera independiente o convertirse en un producto a medida que incluya etiquetas cosidas, pocket tags, de colgar u otras soluciones. Esto brinda a las tiendas una gran cantidad de opciones de uso, a la vez que permite proteger diferentes tipos de mercancía, ya se trate de ropa colgada, cajas de zapatos o productos de belleza.

La etiqueta UNO se aplica en la propia fábrica para obtener una visibilidad total del inventario, y se desactiva normalmente en la línea de cajas, de modo que brinda una mayor transparencia de los datos y hace posible una mejor atención al consumidor gracias a que evita la necesidad de retirar otras etiquetas adicionales.